Por: Francisco Raúl Rodríguez Villaseñor

Maestro en Dirección y Gestión de Instituciones y Miembro del equipo en Promoción e Inteligencia de Mercados IUP Morelia.


EL MEJOR JUEGO DE LA VIDA…

Porque nadie me dijo que ser padre sería el mejor juego de la vida. Durante estos 7 años el ser padre de un pequeñita me ha enseñado bastante cosas, entre ellas el ser congruente entre lo que le digo y lo que hago, darle ese valor a las promesas por muy pequeñas que sean, porque el no respetarlas significa muchísimo para ella.

 

 

Aprendí que la inocencia es ese toque mágico que le da sabor a la vida y no lo debemos olvidar, siempre hay cosas que nos asombran, me ayudó a entender tantas cosas que mis papás hacían por mí, que muchas veces haces sacrificios con tal de ver una sonrisa en su cara, y que sin duda nada se compara con el sentimiento de escuchar de su pequeña voz decir papi te amo💞.

 

 

Pero el mayor aprendizaje que me he llevado es el saber que me puedo entregar por completo a una pequeñita que depende mí, saber que ese sentimiento llamado Amor es real y te hace capaz de dar lo mejor de ti cada día, cada momento, que no es ser padre hija si no cómplices y amigos en este trayecto llamado vida.

 

Sin duda, ser padre es la mejor tarea que tengo y agradezco que tuve un excelente ejemplo para seguir.

👨🏻‍🦱🤎👧🏻